Buscar
  • Centro de Coaching e Inteligencia Emocional Sant Cugat del Vallès

El diálogo interno positivo y negativo

¿Cómo te hablas a ti mismo/a?

“Cómo te hablas se convierte en cómo te tratas”


Para un segundo y permítete escuchar de qué forma te hablas a ti mismo. ¿Sorprendido/a? La forma en la que te diriges a ti mismo es el reflejo de tu vida y muchas veces, nuestro diálogo interno suele ser muy cruel y a veces no exigimos niveles inimaginables.


Se entiende por diálogo interno aquel monólogo que mantenemos con nosotros mismos diariamente. Es básicamente nuestra voz interior.


Existen dos tipos de diálogo interno:

  1. Diálogo interno positivo: es aquel que te empodera como persona, te hace valorar de que recursos dispones, cuáles son tus potenciales, y te anima a buscar soluciones y alternativas. El que te permite darte valor (autoestima) y posicionarte.

  2. Diálogo interno negativo: es aquel que nos va destruyendo de forma progresiva, que no nos permite avanzar y que hace que caigamos en un pozo de tristeza, menospreciándonos, exigiéndonos, castigándonos…

Evidentemente, desde nuestro Centro de Coaching en Sant Cugat os recomendamos que potenciéis un diálogo interno positivo y realista y que cumpla las siguientes características:


Ir alineado con:

  • Lo que PIENSAS.

  • Lo que DICES.

  • Lo que SIENTES.

  • Lo que HACES.

El equilibro en estos cuatro ámbitos es lo que te permite estar en paz contigo mismo y te permite fluir, pero es una tarea que requiere de mucho esfuerzo y ponerle mucha consciencia.


Ir acorde con ser:

  • CONSECUENTE: consiste en actuar acuerdo a mis valores.

  • CONGRUENTE: consiste en actuar acuerdo con los valores de los demás.

  • COHERENTE: consiste en actuar alineado con mis valores y con los de los demás (se fomenta el respeto).

Para ello es clave la AUTOOBSERVACIÓN valorando:

  • De qué forma te hablas a ti mismo (¿qué pensamiento?)

  • Detectando de qué forma te repercute ese diálogo interno (ejemplo: pasividad, desmotivación, actitud negativa, agresividad…).

  • Qué consecuencias tiene para ti (ej: pérdida de relaciones sociales, enfados recurrentes, no conseguir tus objetivos…).

Se requiere poner CONCIENCIA en el punto en el que nos encontramos para poder inducir el CAMBIO. Para ello es clave QUERER cambiar y ponerle ACCIÓN.


En nuestro Centro de Coaching e Inteligencia Emocional en Sant Cugat ofrecemos sesiones individualizadas para todas aquellas personas que lo necesiten. A veces no necesitas estar mal para acudir a terapia, a veces es cuestión de querer crecer personalmente.


¿Te animas?

info@centrocoachingsantcugat.com

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo